LA BELLEZA FÍSICA

BELLEZA FISICALa necesidad de poseer un cuerpo perfecto, se ha convertido en los últimos tiempos en una de las necesidades inventadas más frecuentes en nuestra cultura. El boyante negocio que gira en torno a la belleza se nutre de la escasez de valores y de la vulnerabilidad emocional que actualmente sufre nuestra sociedad. A través de un constante bombardeo publicitario, intentan hacernos creer que si nos ajustamos a los cánones de belleza que nos imponen, conseguiremos el éxito, la aceptación de los demás y la felicidad. Por desgracia, son cada vez más las personas a las logran convencer de que esto es así.

Es indiscutible el impacto que sobre nosotros tiene el aprendizaje social pero en algunos casos, la influencia es mucho más directa, hay padres que inculcan en el niño el “valor” de la belleza como algo apreciable y fundamental para alcanzar la felicidad, ese niño crecerá con la necesidad de conseguir una inalcanzable perfección impuesta por la familia.

Conceder cierta importancia al físico, no está mal, a todos nos gusta cuidarnos, es agradable vernos bien y con un aspecto saludable, el problema aparece cuando ese deseo se convierte en una necesidad vital, esto sucede cuando creemos que la belleza es requisito imprescindible para conseguir felicidad, seguridad y dar sentido a nuestras vidas.

Es fácil que cuando una persona emocionalmente débil se obsesiona con alcanzar el estereotipo de belleza imperante, acabe desarrollando alguno de los múltiples trastornos psicológicos que tienen en común la distorsión de la imagen corporal y un deseo insaciable de conseguir la perfección. A continuación voy a mencionar algunos de esos trastornos, aunque no soy demasiado partidaria de las etiquetas:

Anorexia: es la necesidad de estar cada vez más delgado, para ello los que la padecen se someten a dietas muy restrictivas y a ayunos prolongados, llegando a poner en peligro su vida.

Vigorexia: quienes la sufren son hombres que se consideran demasiado delgados o enclenques y con insuficiente masa muscular. Realizan ejercicio físico de manera continuada y exagerada, y siguen una dieta basada fundamentalmente en carbohidratos y proteínas. También consumen complejos proteicos y anabolizantes derivados de la testosterona.

Dismorfofobia: es una preocupación excesiva por algún defecto físico, real o imaginario. Tienden a dar una importancia desmesurada a imperfecciones minúsculas que apenas son perceptibles para los demás.

Si el deseo de corregir un supuesto defecto físico es en realidad una necesidad para sentirse mejor, es entonces cuando se desaconseja la cirugía estética puesto que ésta hará que aumente la preocupación por el aspecto físico y que disminuya el nivel de satisfacción. La persona, tras la primera intervención, es muy probable que entre en un peligroso círculo vicioso en el que cada vez necesite corregir más “defectos” físicos, sucede como con esas muñecas rusas que dentro de una hay otra y luego otra… El bisturí poco puede ayudar a solucionar un problema que es básicamente mental.

Tanorexia: el que la padece nunca se ve lo suficientemente bronceado. Abusa de los baños de sol y/o de los rayos UVA, lo que conlleva un envejecimiento dérmico prematuro y, en muchas ocasiones, graves lesiones cutáneas.

La persona adicta a la belleza nunca se encuentra satisfecha con su aspecto físico, el deseo de perfección es insaciable. Como en otro tipo de dependencias, la tolerancia aumenta, es decir, cada vez necesitan más para sentir el mismo placer, por ello invierten cada vez más tiempo y esfuerzo en mejorar su apariencia con ejercicio físico, comprando ropa, probando tratamientos de belleza… Necesitan verse cada más perfectos, aunque, paradójicamente, sus obsesivos intentos por lograrlo hacen que se alejen cada vez más de su objetivo, no tenemos más que ver el aspecto famélico que lucen las anoréxicas, los cuerpos hinchados de los vigoréxicos, los rostros desfigurados de los dismorfofóbicos, el poco favorecedor bronceado de los tanoréxicos…

Creen poseer el control de la situación, pero en el fondo son incapaces de decir NO a todo aquello que les sirva para “potenciar” su belleza, por lo que lejos de poder controlar la situación, se convierten en esclavos de su necesidad de perfección física.

Al igual que en el resto de adicciones se llega a producir incluso el síndrome de abstinencia, es decir, que si por el motivo que sea se ven obligados a renunciar a sus hábitos malsanos, experimentarán descontrol, malestar emocional, ansiedad…

Detrás de la adicción a la belleza siempre existe una no autoaceptación incondicional, esto significa que sin una excelente apariencia física no non capaces de aceptarse, consideran que valen lo que aparentan. Piensan que con un físico perfecto no solo evitarán el rechazo de los demás, sino que todo el mundo les admirará, les aceptará, les apreciará y les querrá más. De ahí el miedo a perder la juventud y la belleza, sin ellas se sienten inseguros porque se ven desvalorizados.

La única forma de liberarnos de la dictadura de la belleza y de poder disfrutar del cuidado de nuestro aspecto físico, es convencernos a un nivel profundo de que nuestro valor radica única y exclusivamente en la condición de ser humano y no en poseer determinadas cualidades físicas o no físicas (ser guapo, alto, delgado, simpático, inteligente, gracioso…). Si tenemos esas cualidades, fenomenal, pero si somos feos, gordos, bajos, tontos…, podremos igualmente disfrutar de la vida y, por supuesto, tendremos exactamente la misma valía que todos los demás, porque recordemos que TODOS, sin excepción, somos seres maravillosos, únicos y valiosos.

Os invito a ver un vídeo de Lizzie Velasquez en el que queda demostrado que no tener un aspecto físico envidiable no es obstáculo para  llevar una vida interesante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s